Órbitas LEO

Las órbitas bajas están en un rango de altura de entre los 500 km y los 2000 km de altura sobre el nivel del mar. Las condiciones de operación de las órbitas LEO son muy exigentes para los diferentes dispositivos y en especial para los paneles solares. Existe una alta frecuencia de eclipses por tanto el estrés térmico que sufren los materiales es muy elevado. Existe también un relevante bombardeo de partículas cargadas como electrones, protones ó iones. Por otra parte, la fase del lanzamiento del satélite se caracteriza por una alta vibración en algunas frecuencias determinadas, de manera que todos los procesos y los productos deben estar diseñados considerando estas exigencias. La evaluación de los procesos y de los productos desarrollados y fabricados es por tanto crucial para asegurar una correcta operación de acuerdo a las especificaciones del producto.